sábado, 18 de mayo de 2019

Un Pokémon para conquistarlos a todos

Afiche original de lanzamiento
   De acuerdo con Wikipedia, Pokémon fue originalmente un videojuego creado por Nintendo y lanzado al mercado en febrero de 1996. Desde entonces se ha convertido en la franquicia mediática más exitosa de toda la historia, por delante de Hello Kitty, Winnie the Pooh, Micky Mouse & friends y Star Wars, acumulando, hasta la fecha, más de 90 mil millones de dólares en ganancias.

   Si tuve que empezar esta reseña por una cita a la enciclopedia "que todos pueden editar", es debido a que, más allá de saber que se trata de un producto icónico de la finisecular cultura pop japonesa, yo de Pokémon no sabía ni sé absolutamente nada... ¡N A D A! ...por lo que esta reseña se atendrá solamente a los logros fílmicos de la pieza, con total independencia de su apego y fidelidad a la saga original de vídeojuegos y serie de televisión.

   Al igual que la oscarizada Zootopia de los estudios Disney en 2016, esta cinta está evidentemente concebida y dirigida al público infantil, sin que por ello descuide su calidad y acabado, logrando con maestría una trama que nunca deja de entretener a los pequeños fanáticos de la marca, mientras mantiene interesados a los adultos que los llevaron a verla.

viernes, 8 de febrero de 2019

La notalgia contra-ataca: Queen

Afiche original de lanzamiento.
Aunque fue estrenada originalmente en noviembre, con motivo de su reciente premiación en los Golden Globe repusieron en los cines colombianos la última película de Bryan Singer, Bohemian Rhapsody, dedicada a la vida de Freddie Mercury. Para mí la nostalgia empezó al instante en que volví por fin a escuchar en grande la fanfárria de la 20th Century-Fox luego de dos años de que se fuera de Venezuela, y no paró hasta el último instante de los créditos… y he ahí el gran problema con esta película.
La cinta cuenta con dos grandes factores a su favor: el primero y más obvio es la música de Queen, que como la de The Beatles, Abba o Michael Jackson, ya forma parte del acervo cultural del planeta entero, por lo que en casi cualquier rincón del mismo disparará en los espectadores esa sensación de estar reviviendo muy caros momentos de su juventud. Por otro lado, ya en el plano netamente cinematográfico, la actuación protagónica de Rami Malek en el rol del famoso vocalista está muy bien lograda, al punto de hacernos creer que vemos al verdadero cantante en vez de a un imitador. Lamentablemente, toda escena que no incluya a Malek en el rol de Mercury, no sólo no está a la misma altura, sino que pareciera haber sido tomada de otra película, una hecha para televisión, con bajo presupuesto y que nada tuviera que ver con lo que se supone que estamos viendo. Lo anterior es tan grave que incluso las escenas que sí incluyen a Mercury se vuelven aburridas y malas cada vez que el plano cambia para mostrar a cualquier otro actor o personaje, algo lamentable porque como en algún punto cerca del final dicen explícitamente, Queen era una banda en la que todos componían y aportaban en igual cantidad, por más que la flamboyante personalidad de Mercury diera para pensar que se trataba de un cantante solista acompañado por músicos de sesión.
Adicionalmente, la película adolece de todos los males propios de las biopic, como lo es el construir a la fuerza un arco dramático a partir de la unión artificial de distintos eventos, muchas veces aislados o que ocurrieron con independencia uno de otro, sucedidos a lo largo de muchos años, todo para poder comprimir en dos horas el llamado “viaje del héroe”. Quizá -QUIZÁ- hubiese sido mejor limitarse a contar el primer año de la banda o cómo compusieron su más famoso disco, pudiendo así enforcarse en los distintos dramas individuales de cada uno de los cuatro músicos y no sólo Mercury. Esperemos que las restantes biopics musicales que el éxito de ésta acaba de promover, como la venidera Rocketman -sobre Elton John- y una sobre Vanilla Ice, logren contar historias mejor trabajadas, con valores de producción y actuaciones mucho más consistentes a todo lo largo del metraje.
6/10

viernes, 9 de noviembre de 2018

Feliz 80° cumpleaños

Hoy, 10 de noviembre de 2018, Antonio Cova, mi padre, estaría cumpliendo ochenta (80) años de edad…

Mi mamá siempre se ha ufanado de que ella le celebraba “por todo lo alto” las décadas (dizque desde 1968) y este año cayó en sábado, lo que habría sido una fantástica ocasión para traer a la casa a sus amigos (casi todo ellos exalumnos) para una velada de seguro memorable y enteramente dedicada a hablar sobre el terrible estado del país así como lo que hay que hacer para salvarlo (en mi casa nunca hemos perdido la fe).

Me habría encantado escribir algo más largo y meritorio del tiempo de quienes están leyendo  estas líneas, pero quienes me siguen en las redes saben que llevo ya dos meses y pico sin Internet y mi teléfono celular está estropeado, así que lo dejaré en una simple pero muy sentida felicitación:
Feliz cumpleaños donde quiera que estés, papá; no tienes una idea de la falta que me estás haciendo justo en esta misma semana tan crucial para mi vida... Ojalá estuvieras aquí para conversar.

viernes, 31 de agosto de 2018

Diario colombiano #2

Caldas, Antioquia; mañana del viernes 31 de agosto de 2018.
36 horas desde mi llegada y ya me oriento por la ciudad lo suficientemente bien como para no perderme (al menos por la zona central y las calles aledañas a la casa donde me quedo).
La casa vecinal en donde me quedaba.

 Como les había contado en la primera entrada, la noche en que llegué Natalia me llevó caminando a buscar un sitio en donde tomarnos algo y aunque ella solo insistía en lo muerto que estaba todo, yo quedé asombrado por la cantidad de locales abiertos, así no tuvieran clientela, con sus mesas colocadas en plena acera, invitando a quedarse un rato.
Pero ayer jueves tocó por fin salir de día a pasear y conocer y entendí porqué ella había insistido en catalogar de desierto a la noche anterior... ¡Wao! ¡Qué vida la de Caldas! No sé ni por dónde empezar.

jueves, 30 de agosto de 2018

Diario colombiano #1

Caldas, Antioquia, mañana del jueves 30 de agosto de 2018.
La última vez que salí de Venezuela fue en septiembre de 2001, hace 17 años, cuando tenía 22. Desde entonces, sólo iba al aeropuerto de Maiquetía para llevar o recoger gente, pero nunca para irme yo.
Rompo una lanza por Avior y todo el personal del aeropuerto, que funcionaron como se esperaba de ellos.

lunes, 14 de mayo de 2018

Mi reino por una foto

   Mayo será siempre un mes difícil para mí debido a que fue cuando murió mi papá, a quien todavía extraño como el primer día. Ahora mismo, mientras trato de escribir estas líneas, lo hago entre lágrimas, sollozos y un gimoteo que me hace tener que parar cada cinco minutos para levantarme, caminar un rato mientras me seco los ojos y recuperar el aliento.
Papá (1938-2013).

   Siendo sinceros, el dolor que me agobia últimamente no deriva del triste recuerdo, sino de una serie de problemas circunstanciales, algunos muy estresantes, que se mezclan en un cóctel emocionalmente asesino, bastante perturbador y que, claro, al recordarlo por su aniversario y considerando la falta que me hace, pues... me pongo a llorar como un niño. Si tan sólo pudiese sentarme con él a contarle lo que me pasa... *suspiro*

miércoles, 8 de marzo de 2017

En el Día Internacional de la Mujer...

   Desde julio de 2012 tengo un espacio de radio todos los sábados para recomendar películas y aquí mismo en este blog he dejado por escrito algunas de mis reseñas. Imagino que por ello, en julio de 2016 me invitaron a fundar el nuevo Círculo de Críticos Cinematográfico de Caracas (C4), de quien soy desde entonces miembro pleno y activo. En dicho círculo, de 23 integrates, sólo tres son mujeres, de las cuales una es miembro pleno y las otras dos, adherentes (es decir, que no participan de las reuniones mensuales).

   Lo anterior quiere decir que, pese a que las mujeres constituyen el 50% de la población mundial y nacional, en el círculo de críticos representan tan sólo el 13%... ¿Debemos instaurar una cuota obligatoria que fije su participación en un total de 50%, para que se iguale con su proporción en el país? De ser así ¿de dónde las sacamos? ¿Existe allá afuera toda una masa de mujeres ejerciendo de críticos de cine a las que no hemos incluido por machistas o misóginos? Puedo apostarles que no, no al menos como organización, y aunque nuestro grupo ya se ha dado a conocer entre los entendidos de cine local, no ha aparecido ni una sola mujer queriéndosenos unir.